Conéctate

Tinta Indeleble

Ruta o rutina ¿Cuál es la mejor elección?

Publicado

en

¡Feliz año nuevo! Ya está aquí el 2018 y con él se abre un abanico de posibilidades, oportunidades y nuevas experiencias. El pasado, pasado está y si estás leyendo estas líneas, considérate  afortunado de seguir en este camino que llamamos vida.

Propósitos, buenas intenciones, metas y objetivos están presentes al inicio de cada año, pero, ¿Qué estrategia podemos usar para no regresar a los círculos viciosos? Elige una ruta y no una rutina.  La diferencia entre ambas palabras es sutil, sin embargo te ayudará a entender porqué no has logrado bajar esos kilitos de más, cambiar de trabajo o irte de mochilazo por el mundo.

Mientras que la rutina se centra en adoptar un hábito sin que requiera tener que reflexionar o decidir, es decir, se convierte en un producto de la costumbre; la ruta es un camino predeterminado, conscientemente diseñado para llegar a un destino, es decir, que no sólo la meta cuenta sino la experiencia de haberlo andado.

Así pues, la rutina es útil cuando se usa para aquellas tareas que no requieran re inventarse cada vez. Contrario a la ruta, que nos permite ir descubriendo y experimentando mientras disfrutamos del entorno.

¿Cómo puede esto ayudarme a cumplir con una meta? Haré un ejemplo sencillo como hacer ejercicio: La rutina será útil para levantarse temprano y empezar el día haciendo ejercicio. Tener la ropa deportiva lista desde la noche anterior y preparar un “lunch” nutritivo antes de salir de casa será la costumbre que nos ayudará a desarrollar disciplina.

La ruta será la experiencia que elijamos tener al hacer ejercicio ya sea dentro de un gimnasio o al aire libre no lo conviertas en una rutina. Busca siempre nuevas cosas como integrarte a un grupo que practique lo mismo que tú o cambia de aires de vez en cuando. Convierte tu actividad en placer antes que obligación. No permitas que el día a día se vuelva por completo una rutina que llegue a marcar cada hora de tu día, más bien úsala a tu favor para desarrollar buenos hábitos. Lo demás está por escribirse.

Redes Sociales y Más

La gasolina es lo de hoy y lo de toda la semana

Publicado

en

Por Daniel Molina

La polémica de quien dirigiría a la propuesta Guardia Nacional, terminó el pasado sábado, en San Lázaro. Ahora quedó claro que la Guardia no será dirigida por militares, sino por un mando civil. Esta determinación se convierte en un triunfo de la sociedad, que desde un principio se opuso a la propuesta militar.

En las audiencias publicas, donde participaron todos los sectores incluyendo a la Secretaria de la Defensa, Secretaria de Marina y de Seguridad Pública y Protección Civil, parece ser que todos quedaron conformes.

Por su parte, la dirigencia de MORENA en la cámara baja, de parte del diputado Mario Delgado concluye que ya no habrá pretextos para avanzar con los cambios. El siguiente paso es crear a nivel constitucional La Guardia Nacional.

Aunque el tema requiere velocidad, aún pasará por sus tiempos legislativos de la cámara de Diputados a la de Senadores, para poder ser consolidada. Claves serán los líderes en la cámara alta; en este caso Ricardo Monreal de MORENA con su mayoría y, por su parte lo que puedan hacer el PAN, quien ha demostrado mayor oposición y, el PRI solo a la expectativa.

Sin embargo, esperemos que ahora sí esta estrategia funcione y venga la paz en México.

La gasolina es lo de hoy y lo de toda la semana pasada.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, ha pedido paciencia y apoyo al pueblo, por el suministro de gasolina. Su aceptación ante la gente, se sigue manteniendo aunque las filas para abastecer combustible sean largas.

Este fin de semana desmiente la versión de que se había reducido la compra del combustible a los Estados Unidos, a lo cual mencionó “esos no son serios” y, su batalla con el huachicol continúa.

Por parte de los legisladores, en el senado Ricardo Monreal, coordinador de MORENA, afirma que lo que se está realizando en el gobierno Federal, es correcto.

Martí Batres expresa lo mismo, esperando que los cálculos a la estrategia implementada salgan como se planearon.

Por ahí está el cuestionamiento, sí esta estrategia fue planeada desde que ganó la elección o, podría haber sido moneda de cambio con el gobierno anterior, porque el tiempo fue muy corto para tanto movimiento.

Por su parte la presidenta de MORENA, Yeidckol Polevnsky, pide respaldar el plan contra el robo de gasolina y se suma al apoyo.

Así que todo está alineado para que el presidente Andrés Manuel López Obrador, continúe su cruzada contra el robo de gasolina y, solo se espera que todo tenga un resultado claro.

Para muchos lo que se espera principalmente son dos cosas, reducción en el precio de hidrocarburo y presentación de los responsable de cuello blanco.

Por el momento, todos a resistir, porque aún no hay fechas para saber cuando se regularizará la distribución de la gasolina.

Sea paciente.

Hasta 500 pesos por hacer fila a la gasolinera en la Ciudad de México.

La Ciudad de México, se ha visto afectada en su operación por la falta de gasolina. Las filas para poder llegar a una estación pueden de ser hasta de tres o cuatros horas. De ahí salen los nuevas formas de obtener ingresos. Se rumora que hay quienes se ofrecen en hacer las filas hasta por quinientos pesos, en otros casos se vende agua a los automovilistas, frituras y demás golosinas, no se diga que los mismos despachadores de la gasolinera, limpian parabrisas para generar algo de propina.

La economía nunca se para y se activa en las situaciones de contingencia.

Pero también muchos temen, que la ola de falta de gasolina impacte en los suministros de la ciudad de México.

Esperemos que esto no sea pretexto para dejar los precios por arriba de lo que la ley marca, ahora que regrese el hidrocarburo.

Ah¡ Y que nos perdone Javi Noble, pero solo en México la realidad supera la ficción.

Call to action

#Gasolina el meme más socorrido, así como como los twits entre Fernández Noroña y Javier Lozano, twitteros de cepa.

Seguir leyendo

Código Político

Código político: La designación del Fiscal y la 4T

Publicado

en

Por Juan Gómez (@juangomezac)
Director general de Pórtico Online

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador enfrenta un escenario muy complicado en los primeros 44 días de su administración, en el que el tema de la escasez en el suministro de gasolina le ha generado un fuerte desgaste social, pero enfrentará a partir del próximo lunes el proceso para la designación del nuevo Fiscal General de la República, lo que pondrá a prueba la autonomía e independencia en la impartición de justicia en México.

Luego del fracaso de los Foros por la Pacificación y Reconciliación Nacional convocados por Andrés Manuel López Obrador, el presidente de la República enfrentó las fuertes críticas sobre la legalización de la Guardia Nacional que, sin estar legislada, el tabasqueño hizo pública la convocatoria.

En los llamados “foros por la pacificación” se reflejó la improvisación, así como la ausencia de un protocolo para el cuidado de las víctimas y sobre todo, la desinformación sobre el contexto local sobre el escenario de la violencia y las desapariciones.

El equipo de López Obrador evidenció un amplio desconocimiento sobre el contexto local donde se realizaron los foros, pero además se creyó ingenuamente que con dicha actividad, se podría manejar fácilmente el tema de la violencia y las desapariciones en el país.

Antes de rendir protesta como presidente de la república, López Obrador señaló en un acto realizado en el Archivo General de la Nación en la Ciuldad de México, la realización de 40 foros para la Pacificación y Reconciliación Nacional, que serían la base para llevar a cabo una “justicia real” a las víctimas del delito. El fracaso fue evidente. Pero de este tema, ya pocos lo recuerdan.

También el 25 de noviembre del 2018 el entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador en el campo militar 1, pidió al Ejército Mexicano que lo apoyara para la integración de la Guardia Nacional, lo que desató desde entonces una ola de cuestionamientos de organizaciones sociales tanto nacionales como internacionales y después, el reclamo de gobernadores de oposición que demandaban que el mando fuera del orden civil.

La Cámara de Diputados en donde la mayoría parlamentaria es del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) tuvo que abrir una consulta para dirimir el tema, al que acudieron distintos organismos que van desde la Comisión Nacional de Derechos Humanos hasta gobernadores de los distintos partidos políticos, para que finalmente López Obrador cediera al reclamo nacional e internacional.

Finalmente el viernes pasado el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, dio a conocer durante la audiencia pública en la Cámara de Diputados, el replanteamiento de los términos del diseño original propuesto para la Guardia Nacional, mediante las modificaciones constitucionales para ubicarla en el ámbito civil, dependiente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Estos antecedentes relacionados estrechamente con el tema de la seguridad pública van vinculados con el de impartición de la justicia, en el que las declaraciones del presidente López Obrador no han estado ajenas a la polémica.

El perdón para los corruptos del pasado al que también ha llamado como un “borrón y cuenta nueva”, o “empezar de cero”, ha sido decepcionante para un amplio sector de la población mexicana que demanda que se aplique la Ley a secas.

El siguiente capítulo tiene que ver con la designación del Fiscal General de Justicia del país, figura jurídica introducida durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, quien intentó nombrar a un fiscal a modo, de estrecha relación política y personal con el entonces presidente al que se denominó el “fiscal carnal”.

Hoy el presidente López Obrador está obligado a generar las condiciones para que el próximo Fiscal sea genuinamente independiente del Ejecutivo, y pueda con sus acciones, restituir la confianza de los mexicanos en las instituciones impartidoras de justicia.

A partir de este lunes 14 de enero la Comisión de Justicia del Senado de la República comenzará a recibir a los 27 aspirantes a la Fiscalía General que cumplieron con los requisitos publicados y que aparecen en el dictamen de elegibilidad.

De acuerdo con algunos analistas quienes encabezan la lista son el ex panista Bernardo Bátiz, quien fuera Procurador del DF con el entonces jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador; Alejandro Gertz Manero, ex Secretario de Seguridad durante el sexenio foxista y actual encargado del despacho de la PGR y Verónica De Gyves, única especialista en derecho penal, con amplia experiencia en la procuraduría capitalina y en los juzgados penales.

Entre algunas de las características deseables del perfil del próximo Fiscal General de Justicia destacan: alto reconocimiento social, amplia experiencia en la procuración de justicia y sobre todo, credibilidad y confianza de los mexicanos.

La designación del próximo Fiscal General por parte del Senado de la República en donde Morena es mayoría, reflejará la decisión presidencial de otorgarle una auténtica autonomía e independencia a la impartición de justicia en el país, lo que sería no solamente una especie de antídoto contra la corrupción e impunidad, sino un brazo independiente del Poder Ejecutivo que tanta falta le hace al país.

¿Sucumbirá AMLO a la tentación de imponer un “fiscal carnal” a modo del capricho presidencial?

Al tiempo.

Seguir leyendo

Código Político

Código Político: ¿Qué espero del presidente?

Publicado

en

Por Juan Gómez

Ya pasaron los discursos de la entronización al poder presidencial de Andrés Manuel López Obrador y la parafernalia de la toma de protesta, el impacto mediático y las reacciones de los distintos sectores sobre el contenido de las primeras palabras del nuevo presidente de México.

Ahora empieza a gobernar, a enfrentar sus demonios y sus palabras, sus compromisos y promesas. Y se inicia también la cuenta regresiva y el desgaste del sexenio.

Hasta este momento todo es simbólico. Falta la ejecución de las medidas y el resultado de las políticas públicas del mandatario federal.

¿Qué espero del presidente López Obrador?

Que combata con firmeza y efectividad no a la corrupción, porque esa es una figura retórica que no dice nada aunque abarca todo, sino que con valor y la ley en la mano castigue a los corruptos que saquearon al país, a los estados federados y hoy todavía viven de la política y de la administración pública.

Como mexicano me decepciona cuando dice que no es hombre de rencores y que perdonará a los corruptos, porque si los castiga se va a empantanar y no podrá gobernar.

Sus palabras parecen sacadas de un arreglo personal con la administración peñista. Tal pareciera que negoció para ejercer un gobierno sin sobresaltos, sin incomodidades, que le permitan transitar en una zona de confort.

Si algo hizo AMLO fue pelearse para lograr el poder. Riñó primero con el PRI, de donde salió en el estrépito de la “corriente crítica” que demandaba una mayor democratización en la selección de candidaturas; Después se peleó con las tribus perredistas que buscaron más el arreglo con el gobierno en turno para negociar gubernaturas, diputaciones y senadurías. Así que señor presidente no nos venga con el cuento del “punto final”, con el “borrón y cuenta nueva” y que ahora sí, a partir del 1 de diciembre no se permitirá la corrupción.

Sí usted no cumple su compromiso de campaña de castigar a los corruptos, menos aún le vamos va creer que “ahora sí” se les castigará a los de su administración. ¿Por qué tendríamos que creerle?

En cambio, si constatamos que castiga a los corruptos del pasado sexenio peñista, incluido al propio ex presidente, tendremos una base para creerle que sancionará a los corruptos de su administración. Menos no.

La otra aspiración es la distribución justa de la economía. Esto, es la base del desarrollo equilibrado de la sociedad y de todos sus componentes. Empecemos por algo sencillo. Cobre equitativamente los impuestos y que ya no se le perdone las deudas fiscales a los grandes corporativos como ha sucedido con las televisoras.

Entre 2015 y 2016 la presidencia de Enrique Peña Nieto a través del SAT (Servicio de Administración Tributaria) condonó a 15 empresas el pago de impuestos por el orden de los 15 mil millones de pesos aproximadamente.

Por otro lado durante siete años (2006 a 2012) el SAT no pudo cobrarle a 15 contribuyentes adeudos por el orden de los 46 mil millones de pesos, los cuales desde el primer año del presidente panista, Felipe Calderón, se incorporaron a un programa de condonación de sus adeudos para “regularizar” su situación fiscal.

Espero que el gobierno de López Obrador ya no condone adeudos tributarios a los poderosos, empresarios y políticos, y que en cambio genere estímulos fiscales para las pequeñas y medianas empresas que son las que más empleos generaran.

Tampoco espero que regale dinero a través de becas sino que estimule la economía para que los jóvenes tengan mejores oportunidades de empleo, los empresarios generen más riqueza y los trabajadores obtengan mejores sueldos. ¿Por qué regalar dinero cuando no se ha devengado?

México no necesita redentores que entreguen dinero como maná caído del cielo para recibir el agradecimiento en los procesos electorales. El país no requiere de redentores que otorgan el bien ajeno, la riqueza que no les pertenece.

Espero también que mi país deje de ser un cementerio, que las mujeres puedan vivir libremente sin el terror al feminicidio, que los empresarios ya no paguen derecho de piso y que todos podamos vivir en paz.

Que la impunidad deje de ser el salvoconducto para robar y matar en un México que se debate entre la miseria de millones y la opulencia de unas cuantas familias que trafican con el chantaje y la influencia.

También aspiro a que se respete la libertad de expresión, el derecho a disentir y manifestar abierta y libremente las ideas. Que cuando se cuestione una medida gubernamental o un error, no se descalifique en automático con expresiones como “fifí” y “mafia del poder”.

Espero que el presidente de mi país no sea un dictador, un intolerante; y que nos gobiernen los más capaces y honestos, independientemente de sus convicciones ideológicas o religiosas.

No necesitamos un simulador que solo manipule las formas de gobierno a través de consultas ciudadanas a modo, sino que tome decisiones por el bien de la nación, no de sus apetitos personales o del grupo de intolerantes y ambiciosos que le rodean.

Más que un presidente o jefe político, aspiro a un jefe de Estado.

Al tiempo.

Seguir leyendo

Trending

Copyright © 2017 Pórtico Online. Plataforma diseñada y desarrollada por Omar Reyes